CAPÍTULO 5: LOS TRIUNFADORES RIVALES

Llegamos así al último Capítulo de esta gran Historia de la Salsa en Colombia, lo cual no ha sido fácil por su complejidad, tantos años de su nacimiento, falta de producciones borradas por el tiempo y tantas cosas más. En mi concepto  Colombia no tiene nada que envidiarle a los mejores de la salsa de Cuba, New York, Puerto Rico, Venezuela y otros del área del Caribe

Donde para nadie es un secreto que la Salsa en Colombia ha tenido 2 grandes protagonistas en el siglo XX, Jairo Varela y Alexis Lozano.

Jairo de Fátima Varela Martínez, mejor conocido como Jairo Valera, este personaje siempre le tuvo miedo a los aviones, hacia todo lo posible por no hacerlo. Por eso es que casi nunca acompañaba a su orquesta en las giras internacionales. Pero cuando quien los contrata exige su presencia, no le queda más remedio que tomar brandy para mitigar los nervios y el vacío que siente en el aire.

“Jairo tiene dos formas de expresarse: una sensible y poética, capaz de transformar cualquier anécdota en canción, y otra más cruda y rudimentaria, que usa en su día a día. En su forma de hablar, lenta y pausada, con una voz grave y raspada por el humo de los cinco paquetes de cigarrillos Pielroja que se fumaba todos los días”, según cuenta el periodista Juan Andrés Valencia.

Fue Ostwal Serna amigo de Jairo quien le presentó a Alexis Lozano, y ambos empezaron a reclutar músicos chocoanos para armar una orquesta. Poco a poco se hicieron a un nombre y un espacio en Arista Son, La Casa Folclórica, La Teja Corrida y Ramón Antigua. Su gente los escuchaba, su gente los bailaba y su gente regresaba el fin de semana siguiente para volver a verlos.

Allí nació la criatura, le pusieron por nombre Grupo Niche, En 1987, Jairo ya le pagaba a cada músico 200.000 pesos por presentación. A principios de diciembre de ese mismo año, el narcotraficante José ‘Chepe’ Santacruz lo contrató para un concierto privado en Miami por 20.000 dólares, de los cuales cada músico debía recibir 300.

Alexis Lozano Murillo no es un músico polémico, es un músico innato. Su gran talento lo ha llevado a los sitios en los que está, pero su carácter ‘frentero’ le ha traído problemas con los administradores de la diversión en nuestro medio. No es solo ser un buen músico, es darse respeto ante colegas y aficionados”, dice el coleccionista Sergio Santana Archbold, de Medellín, tiene sandunga y otros ingredientes, sobre el fundador y director de la orquesta Guayacán, toda una institución musical del país.

Virtuoso, pedante, contestatario, ídolo, egocéntrico. Así es Alexis Lozano, el arreglista musical más importante del folclor y la salsa colombiana. Yo le hice la música al Grupo Niche, dice.

Grupo Niche: Su primera gira fue en Nueva York. Jairo era el visionario y soñador, Alexis materializaba los sueños del compositor. Se volvieron ídolos.

Luego Guayacán, esta agrupación inicia su historia musical en Bogotá el año 1983, cuando Alexis Lozano decide independizarse y renuncia al Grupo Niche, del que también fue su cocreador y director artístico y ya todos conocemos la historia.

Pienso que estas han sido grandes orquestas de Salsa, más sin embargo, no podemos dejar de comentar otras agrupaciones que han agarrado vuelos muy altos en el siglo XXI, como Son de Cali; Los Titanes; Pedro Conga; The Latin Brothers; Sonido 70; Alberto Barros; La Fuga y otras más, que no tienen nada que envidiar a las dos más grandes.

Espero haya sido de su agrado y conocimiento esta historia de la Salsa colombiana, hasta la próxima.

Autor: Locutor Nelso Ramírez Estrada “El doctor de la salsa”