Ejército nacional trata de controlar incendio en las veredas Carapacho Alto y Arrayanes

Helicóptero al servicio del Ejército Nacional, coordinado por el Batallón Sucre de Chiquinquirá, recarga agua del BAMA construido por la CAR en la vereda Moyavita, para controlar incendio que se registra desde el pasado fin de semana en límites con las veredas Carapacho Alto y Arrayanes de Tinjacá.

La conflagración ha afectado más de 30 hectáreas.

El llamado de la Corporación autónoma regional, es evitar abandonar residuos que puedan provocar un incendio, abandonar residuos como botellas y objetos de cristal, que actúan como una lupa, papeles u otro material combustible puede acabar en tragedia. Especialmente peligroso es fumar en el bosque o en sus alrededores: no se deben arrojar colillas o cerillas, ni siquiera a la carretera por la ventanilla del coche, porque el viento puede transportarlas y activarlas. Lo mejor es no fumar, pero si no se puede evitar, usar un recipiente para las cenizas, apagar bien la colilla y recogerla, aumentar la concienciación ambiental
El 95% de los fuegos forestales son provocados por el ser humano, en su gran mayoría por negligencias. Concienciarse de los riesgos y las consecuencias de un incendio forestal puede ser la mejor forma de acabar con ellos. También es importante asumir una actitud activa: compartir con las personas cercanas los consejos para evitar un incendio, avisar a las autoridades públicas de vertidos en el monte y retirar residuos susceptibles de provocar un fuego, apagar bien fogatas abandonadas, etc, Aplicar la ley y aumentar los controles, la normativa medioambiental se debería aplicar en todo su rigor contra quienes provocan incendios forestales. Asimismo, se necesitan más medios humanos y técnicos para impedir estos delitos o al menos que no queden impunes, así como para extinguirlos con el menor impacto posible.

Tomada de: CAR