Bodegas de Funza, Mosquera y Zipaquirá se convertirían en centros de acopio

Luego de confirmar los casos de contagio por coronavirus en campesinos cundinamarqueses, quienes trabajan en la distribución y producción de alimentos y deben desplazarse a corabastos; el gobernador Nicolás García ha decidido adelantar uno de sus proyectos de productividad contemplados en el Plan de Desarrollo ¡Cundinamarca, Región que Progresa!.

“Tenemos que reportar que municipios que hasta hace unos días eran cero Covid han resultado con contagios que provienen de sus visitas a la Central de Abastos. Los casos de Usme, Fómeque, Gachancipá, Fusagasugá nos han prendido las alarmas”, informó el primer mandatario.

Para evitar que estos casos continúen su propagación, el gobernador contempla apresurar la instalación de los Centros de Acopio fuera de Bogotá, un plan que se ha venido gestionando desde hace más de un año y hoy, debido a la pandemia será materializado antes de lo esperado.

 

En este sentido, Nicolás García, propuso habilitar nodos de abastecimiento en el norte, el occidente y el sur del departamento. “por ejemplo, utilizar como centros de acopio, bodegas en Funza, Mosquera, Zipaquirá y Soacha, si la Sociedad de Activos Especiales las pone a disposición del departamento o de Corabastos”, dijo el Gobernador. Así las cosas, solo los productos provenientes del oriente llegarían a la central de abastos.

 

No obstante, el primer mandatario de los cundinamarqueses aclaró que Cundinamarca, como miembro y socio de la junta directiva de Corabastos, no pretende su cierre ya que muchas familias dependen económicamente de esta labor. Por ende, lo que busca es disminuir el número de visitantes a este sector y así, mitigar contagios de covid-19.

Tomado de: Sala de prensa – Gobernación de Cundinamarca